La Motivación 13

Son muchas cosas las que quiero hacer.
No encontramos ahora con la:
ACTIVACIÓN Y RENDIMIENTO
Se ha intentado comprender de qué modo la activación afecta a la ejecución de diversas actividades.
En general nos indica que cuando aumenta la activación, también lo hacen la reactividad fisiológica y la actividad motora.
Se ha postulado una relación lineal monotónica entre la activación y las respuestas fisiológicas y motoras:
  • A mayor motivación mejor rendimiento

Se mueven más deprisa, las respuestas son más rápidas y prolongadas.

Brehn y Self (1989) nos aportaron con sus investigaciones que a mayor potencial de motivación, mayor es la cantidad de energía que una persona estaría dispuesta a movilizar.

Parece ser que la función directa de la activación motivacional es la producción de la conducta instrumental, aquellas medidas de activación que reflejan más estrechamente la intensidad de la motivación son las que implican al SNS.

  • La Activación se relaciona linealmente con la Reactividad Fisiológica.
  • La Activación se relaciona curvilíneamente con el Rendimiento.

Yerkes y Dodson (1908) apreciaron que la eficacia en la ejecución de determinadas tareas dependía del nivel de:

  • Motivación
  • Dificultad tarea

Postularon una ley en la cual se relacionabael nivel de motivación con el rendimiento en la ejecución de una tarea, la ley de Yerkes-Dodson, indicaba que el nivel de Motivación tiene un punto óptimo entre los valores intermedios de Activación, de forma que un nivel excesivamente alto o excesivamente bajo empeora el Rendimiento.

La teoría de la Activación de Hebb (1955) coincidía con la propuesta de una relación curvilínea tipo U invertida entre activación y conducta. Se demostró la existencia de un nivel óptimo de activación para conseguir la máxima eficacia en la ejecución.

Las relaciones entre la Activación y la ejecución en función de la dificultad de las tareas, los investigadores Yerkes y Dodson (1908) defendieron que el nivel óptimo de motivación era más alto para las tareas fáciles y mas bajos para las tareas difíciles. Para alcanzar un nivel máximo de rendimiento en tareas de dificultad media se requería una intensidad de activación también intermedia.

El nivel óptimo de activación varía en función del tipo de tares y su dificultad, las relaciones entre Activación y Rendimiento llegaron a ser tan complejas que no hay consenso. Entre otras cosas porque no se distinguió entre activación tensa y energética. Thayer nos indicó que los efectos de cada una de ellas actuaban de forma muy diferente en la ejecución, un aumento de activación energética produce aumentos lineales en el rendimiento, mientras que un aumento de activación tensa produce disminuciones en la calidad del rendimiento.

Birch et al. (1974) considera que la activación no debería ser un aspecto importante del proceso motivacional puesto que, la persona siempre se mantiene en continua actividad. Proponen que lo fundamental es examinar las condiciones que lo impulsan a pasar de una actividad a otra, osea la dirección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s