Que viene la primavera y no espera

CONDUCTA DE EVITACIÓN

Indefensión aprendida
ORÍGENES DEL ESTUDIO DE LA CONDUCTA DE EVITACIÓN
La investigaciones experimentales de la conducta de evitación tuvieron su origen en estudios sobre condicionamiento clásico. Los primeros experimentos de condicionamiento de evitación fueron llevados a cabo por el psicólogo ruso Vladimir Bechterev (1913) como extensión de la investigación de Pavlov. A diferencia de Pavlov, Bechterev estaba interesado en estudiar el aprendizaje asociativo en sujetos humanos. En una situación típica, se pidió a los participantes que situasen un dedo sobre el plato de metal.
Se presentaba entonces un estímulo de aviso el EC seguido por una breve descarga el EI administrada a través del plato de metal.
Como era previsible, los participantes retiraban rápidamente el dedo del plato al recibir la descarga.
Tras unos pocos ensayos, también aprendieron a realizar esta respuesta ante el estímulo de aviso.
Aunque el experimento de Bechterev fue visto como un ejemplo estándar de condicionamiento clásico, los participantes determinaron por sí mismos  si se exponían o no al EI. Si retiran el dedo en respuesta al EC, no experimentaban la descarga dispensada a través del plato de metal en ese ensayo.
Este aspecto del procedimiento es un cambio significativo de los métodos de Pavlov, debido a que en el condicionamiento clásico estándar la exposición al EI no depende de la conducta del participante.
el hecho de que Bechterev no utilizase un procedimiento estándar de condicionamiento clásico pasó desapercibido durante muchos años.
Sin embargo, a comienzos de los años treinta, varias investigaciones centraron su atención en la diferencia entre un procedimiento entándar de condicionaiento clásico y un procedimiento que tenía un componente de evitación instrumental añadido. (Schosberg, 1934, 1936). Uno de los estudios más influyentes fue el realizado por Brogden, Limpan y Culler (1938).
Brogden y colaboradores pusieron a prueba dos grupos de cobayas en un aparato de rueda giratoria.
  • Un tono sirvió de EC, y una descarga como EI.
  • La descarga estimulaba a las cobayas para correr y, por tanto, para hacer girar la rueda.
  1. Para el grupo de condicionamiento clásico, la descarga siempre se presentaba 2 segundos después del principio del tono.
  2. Para el grupo de condicionamiento de evitación, la descarga también seguía al tono cuando los animales no realizaban la respuesta condicionada (un pequeño movimiento en la rueda).
Sin embargo, si los animales del grupo de evitación movían la rueda durante el tono EC antes de producirse la descarga, entonces ésta se omitía.
La figura muestra el porcentaje de ensayos en los que cada grupo realizó la respuesta condicionada.
  • El grupo de evitación aprendió rápidamente a realizar la respuesta condicionada y respondió en el 100% de los ensayos antes del octavo día de entrenamiento.
  • Por el contrario, el grupo de condicionaiento clásico nunco alcanzó este alto nivel de ejecución.
Los resultados de Brogden y sus colaboradores demostraron que el condicionamiento de evitación es diferente del condicionamiento clásico estándar y fueron el origen de décadas de investigación activa sobre el aprendizaje de evitación.
Figura 10.2
EL PROCEDIMIENTO DE EVITACIÓN DISCRIMINADA
Aunque la conducta de evitación no es sólo otro caso de condicionamiento clásico, la herencia del condicionamiento clásico en el estudio de la conducta de evitación ha influido en sus análidis teóricos y experimental hasta la actualidad (Ayres, 1998). Los investigadores han estado interesados en la importancia de la señal de aviso en los procedimientos de evitación y en la forma en que estas señales se relacionan con el EI aversivo y la respuesta instrumental. Este tipo de temas se han investigado extensamente con procedimientos semejantes a los utilizados por Brogden  y sus colaboradores. Este método se denomina evitación discriminada o señalada.

Figura 10.4

Lo primero que hay que destacar sobre el procedimiento de evitación discriminada es que incluye ensayos discretos.
  • Cada ensayo se inicia con el EC o estímulo de aviso.
  • Los sucesos que ocurren tras él depende de lo que haga el sujeto.
Hay dos posibilidades.
  • Si el sujeto realiza la respuesta requerida para la evitación durante el EC pero antes de que se dispense la descarga, el EC se retira y el EI se omite en ese ensayo. Éste es un ensayo de evitación con éxito.
  • Si el sujeto no realiza la respuesta requerida durante el intervalo EC-EI, la descarga programada se presenta y permanece hasta que se ejecuta la respuesta, provocando la finalización tanto de EC como del EI. En este caso la respuesta instrumental da como resultado un espape de la descarga; por tanto, este tipo de ensayo se denomina ensayo de escape.
Durante los estadios tempranos del entrenamiento, la mayoría de los ensayos son de escape; pero a medida que el entrenamiento progresa y el sujeto empieza a realizar la respuesta de evitación, llegan a predominar los ensayos de evitación.
Los procesos de evitación discriminada se llevan a  cabo a menudo en una caja lanzadera.
La caja de lanzadera consiste en dos compartimentos separados por una abertura a nivel del suelo. El animal se sitúa en unlado del aparato.
  • Al comienzo del ensayo, se presenta el EC (una luz o un tono). Si el sujeto cruza al otro lado antes de que suceda la descarga, no se dispensa ninguna descarga y se termina el EC.
  • Al final del intervalo entre ensayos, el próximo ensayo puede administrarse comenzando cuando el aniamal se encuentra en el segundo compartimento.
En este procedimiento, el animal se lanza de un lado a otro en ensayos sucesivos. La respuesta se denomina, en consecuencia, evitación de lanzadera.
Hay dos tipos de procedimientos de evitación de lanzadera.
  • En el que se acaba de describir, el animal se mueve de izauierda a derecha en el primer ensayo, y de derecha a izquierda en el segundo. Este tipo se denomina técnicamente evitación de lanzadera de dos sentidos, porque el animal se mueve en direcciones diferentes en los ensayos sucesivos.
  • En la evitación de lanzadera de un solo sentido, el animal inicia cada ensayo en el mismo sitio del aparato y siempre se mueve en la misma dirección, al otro lado. La evitación de un solo sentido es generalmente más fácil de aprender que el procedimiento de dos sentidos.
La teoría de los dos procesos de la evitación
Los procedimientos de evitación implican una contingencia negativa entre las respuestas y el estímulo aversivo.
Si se ejecuta la respuesta adecuada de evitación, uno no se cae, se da un golpe, o se sale de la carretera.
De estas experiencias no se deriba ningún placer concreto. simplemente no se sufren daños.
La ausencia de un estímulo aversivo es presumiblemente la razón por la que se realizan las respuestas de evitación. Sin embargo, ¿cómo puede la ausencia de algo proporcionar reforzamiento para la conducta instrumental? Ésta es la pregunta fundamental dentro dentro del estudio de la evitación.
Mowrer y Lamoreaux (1942) apuntaron hace más de medio siglo que “no conseguir nada puede dificilmente, en y por sí mismo, calificarse como recompensa” (p. 6). Desde entonces se ha dedicado un gran esfuerzo intelectual a intentar averiguar lo que “consiguen” los sujetos en los procedimientos de condicionamiento de evitación que proporcione reforzamiento a la conducta de evitación. De hecho la investigación sobre la conducta de evitación ha sido dominada por este problema teórico. La primera y más influyente solución al rompecabezas, propuesta por Mowrer (1947) y elaborada por Miller (p. ejemplo, 1951) y otros, se conoce como la teoría de los dos procesos de la evitación.
En una forma o en otra, la teoría de los dos procesos ha sido el punto de vista teórico dominante en el aprendizaje de evitación durante muchos años y continua teniendo éxito y apoyo (Lewis, 1989; Lewis y Bower, 2001; D.E. McAllister y W. R. McAllister, 1991; W. R. McAllister y D.E. McAllister, 1995; Zhuikov, Coubillon y Bitterman, 1994).
Debido a que otras aproximaciones explican más directamente ciertos resultados, la teoría de los dos procesos ya no se considera una explicación completa del aprendizaje de evitación. Sin embargo, sigue siendo el estándar frente al que evaluar todas las otras explicaiones de la conducta de evitación.
Como su propio nombre uindica, la teoría de los dos procesos asume que están involucrados dos mecanismos en el aprendizaje de evitación.
  1. El primero es un proceso de condicionamiento clásico, activado por los emparejamientos del  estímulo de aviso (EC) con el estímulo aversivo (EI) en los ensayos en los que el organismo no realiza la respuesta de evitación. Debido a que el EI es un estímulo aversivo, a través del condicionamiento clásico el EC también llega a ser aversivo. Mowrer (1947) asumió que debido a su aversividad, el EC llega a elicitar miedo. Por tanto el primer componente  de la teoría del comportamiento de los dos procesos es el comdicionamiento clásico del miedo al EC.
  2. El segundo  es el reforzamiento instrumental de la respuesta de evitación a través de la reducción del miedo. El miedo es un estado desagradable de activación emocional. La terminación de un suceso desagradable o aversivo proporciona reforzamiento negativo para la conducta instrumental. Como el miedo es elicitado por el EC, la terminación del EC presumiblemente provoca una reducción del nivel del miedo, y puede ser una fuente de reforzamiento negativo. El segundo proceso en la teoría de los dos procesos está basado en este reforzamiento negativo. Mowrer asumió que el parendizaje de una respuesta instrumental de evitación se da porque la respuesta finaliza el EC y en consecuencia reduce el miedo condicionado elicitado por el EC.
Hay varios aspectos destacados de la teoría de los dos procesos.
  • En primer lugar, y tal vez lo más relevante, se asume que los procesos clásico e instrumental dependen uno del otro.
El reforzamiento instrumental a través de la reducción del miedo no puede ocurrir hasta que el miedo se haya condicionado al EC en consecuencia, el proceso de condicionamiento clásico tiene que ocurrir primero.
  • Tras esto , el proceso de condicionamiento instrumental puedo proporcionar los ensayos de extinción para el proceso de condicionamiento clásico. Esto sucede porque cada respuesta de evitación con éxito previene la ocurrencia de EI.
Por tanto, la teoría de los dos procesos predice una continua interacción entre los procesos clásico e intrumental. Otro aspecto importande de la teoría de los dos procesos es que expliuca la conducta de evitación en términos del escape del miedo condicionado más que en términos de la prevención de la descarga.
El  hecho de  que la respuesta de evitación prevenga la descarga se considera como un subproducto, no como el suceso crítico que motiva la conducta de evitación. El escape del miedo condicionado proporciona el reforzamiento crítico de la conducta de evitación. Por tanto, de acuerdo con la teoría de los dos procesos la respuesta instrumental es reforzada por un suceso tangible (la reducción del miedo) más que por la mera ausencia de algo (estimulación aversiva).
    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s