La historia se encuentra en un bucle

¿Cuándo aprenderemos a ser seres humanos?
Se repite…. Se repite…. Se repite …
MEDICIÓN INDEPENDIENTE DEL MIEDO DURANTE LA ADQUISICIÓN DE LA CONDUCTA DE EVITACIÓN
Otra estrategia importante que ha sido utilizada en la investigaciones sobre conducta de evitación implica la medición independiente del miedo y de la respuesta instrumental de evitación. Esta aproximación está basada en la asunción de que el miedo  y el condicionamiento de la conducta de evitación instrumental deberían darse conjuntamente. Contrariamente a esta prdicción, sin embargo, el miedo condicionado y la respuesta de evitación no siempre están muy bien correlacionados (Mineka, 1979).
Pronto se advirtió en la investigación del aprendizaje de evitación que los animales se vuelven menos miedosos si realizan más eficazmente la respuestas de evitación (Solomon, Kamin y Wynne, 1953; Solomon y Wynne, 1953). Desde entonces, se han utilizado medidas más sistemáticas del miedo.
Una técnica conductual popular para medir el miedo incluye el procedimiento de supresión condicionado. En esta técnica, los animales:
  • Primero son condicionados para presionar una palanca de respuesta para un reforzamiento con comida.
  • Se presenta entonces un EC condicionado con una descarga mientras los animales responden para obtener comida. En general el EC produce la supresión de la conducta de presión de palanca, y se asume que el grado de supresión refleja la cantidad de miedo elicitado por el EC.
Si la señal de aviso en un procedimiento de evitación llega a elicitar miedo, entonces la presentación de ese estímulo de aviso en un procedimiento de supresión condicionada debería dar como resultado una supresión de la conducta reforzada por comida.
Esta predicción se comprobó por primera vez en un famoso experimento de Kamin, Brimer y Black (1963). Las ratas se entrenaron en principio para presionar una palanca de respuesta por un reforzamiento de comida en un programa de intervalo variable.
  • Los animales fueron entonces entrendos para evitar la descarga en respuesta a un EC auditivo en una caja de lanzadera.
  • El entrenamietno continuó hasta que grupos independientes de animales evitaron con éxito la descarga en 1, 3, 9 ó 27 ensayos consecutivos.
  • Los animales fueron entonces devueltos a la caja de Skinner para presionar la palanca.
  • El EC auditivo que había sido utilizado en la caja de lanzadera fue presentado periódicamente para ver cuánta supresión de presión de palanca se produciría.
Los resultados están resumidos en la siguiente figura:
Supresión de la presión de palanca a cambio de comida durante un EC que se condicionó previamente en un procedimiento de evitación de descarga. Grupos independientes recibieron entrenamientos de evitaciòn hasta que alcanzaron un criterio de 1, 3, 9 ó 27 respuestan consecutivas de evitación. Las puntuaciones de supresión se ajustaron con respecto al grado de supresión producido por el EC antes del condicionamiento de evitación. Los valores más bajos de la razón ajustada indican una mayor supresiójn dela presión de palanca.
Los valores más bajos del índice de supresión indican interferencias mayores en la presión de la palanca por el EC de evitación de descarga.
  • Se observó un aumento en el grado de supresión de la respuesta en los grupos de ratas que habían recibido el entrenamiento de evitación hata que evitaron con éxito la descarga entre  1 y 9 ensayos consecutivos.
  • Sim embargo, con un entrenamiento de evitación más extenso, la supresión de la respuesta disminuyó.
Los animales entrenados hasta que evitaban la descarga en 27 ensayos consecutivos mostraron menos supresión condicionada al EC de evitación que los animales entrenados hasta un criterio de 9 evitaciones consecutivas.
  • Este resultado indica que el miedo medido como supresión condicionada, disminuye durante un entrenamiento de evitación prolongado, y que está a un nivel mínimo tras un entrenamiento extenso. Curiosamente , la disminución del miedo no se acompaña de un descenso en en la fuerza de evitación.
La disminución del miedo al EC con un entrenamiento de evitación extenso plantea un problema para la teoría de las dos procesos. sin embargo, la evidencia reciente y la argumentación teórica sugieren que la amplitud de la teoría de los dos procesos puede acomodar este hallazgo.
Aunque es ampliamente aceptado que el miedo disminuye a medida que la evitación condicionada progresa, el EC continúa elicitando algún miedo -es decir, el miedo no disminuye hasta cero_. Mcallister y McAllister (1991) apuntaron que mientras el EC elicite algún nivel de miedo, la terminación del EC  puede producir una reducción del miedo y, por tanto, reforzar la conducta de evitación. Es más, cuando la respuesta de evitación llega a estar bien aprendida, puede bastar un pequeño grado de reducción del miedo para mantener la respuesta. (Para factores adicionales que pueden llevar a una disolución entre la respuesta de evitación y el miedo elicitado por el estímulo de aviso según estudios).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s