Mis Cognitivos (o en inglés, my self)

Bueno, pues toca dar una opinión. Resulta que como soy una golisneadora, ante una opinión de un compañero de la UNED, que incluso hemos coincidido en la carrera, Psicología, mi resorte ha saltado enseguida y he mostrado mi opinión por Twiter.

Adjunto una captura de pantalla de la conversación:

Una conversación

Una conversación                                      

Si hubiera algún problema con las fotos, sin ningún reparo eliminaré la foto, el post y pediré todas las disculpas posibles. Aclarado ese punto, continuo.

El compañero Cervero expuso un resumen de sus vivencias en la UNED durante los siete años que duró es estudio de su carrera. Indico que Cervero es Licenciado en Pedagogía, Diplomado en Magisterio y ahora Psicólogo Sanitario.

https://cancerverus.wordpress.com/page/2/

Para resumir mucho he decidido poner tres fotos que indican mi trayectoria:

En el siglo pasado

En el siglo pasado

Me casé con 20 años en Alcoy, en 1986, con 22 años, 1988 les dije a mis padres que sufrimos abusos sexuales por parte de un tío, a mis hermanos a mí y más tarde me enteré que a mis primos también. En fin, que pusieron el grito en el cielo y claro “la mala era yo”, así que me desvinculé de mi familia. Llegamos Fuerteventura en 1989, en 1991 nació mi primer hijo.

Nació con un problema hematológico que requería una revisión periódica en el Materno Insular de Las Palmas. En uno de esos viajes conseguí hablar con una pedagoga en La Isleta, que tras una conversación muy amena, por mi parte manifestando mi inquietud por estudiar, ella me indicó que en la UNED se podía entrar por curso de acceso para mayores de 25 años, y que se podía estudiar asignaturas sueltas.

Cuando llegó el momento, empecé a hacer el CAD y en un sólo curso lo saqué, dándome un subidón superlativo. Luego me estrellé en la carrera. Ah, la carrera que elegí fue Pedagogía. En la imagen de arriba se ven las asignaturas y los cursos.

Años siguientes

Años siguientes

Como se ve, se ven curso que pone anulada, es decir hice la matrícula, seguro pagué la primera cuota y luego quedó en nada. En ese momento ya tenía tres hijos y dos enfermitos , así que hacía “lo que podía”.

Desde el 2009-2010 hasta ahora, tengo más continuidad, mis hijos son mayores, dos han pasado por la universidad y me queda una que sigo siendo su chófer.

Mi vida laboral está vinculada a la hostelería, al traslado sanitario y a la atención a personas mayores.

Considero a la UNED como mi puerta a la Cultura, la Ciencia y el Conocimiento.

Llegué a la UNED cuando esperaba las notas por correo postal, si correo postal. Yo por aquel entonces no tenía coche, tenía que hacer autostop desde el sur de la isla para llegar a la capital, donde se realizan los exámenes. Muchas veces hice los exámenes mientras el director de la sede tenía a algún hijo mío en su despacho, porque no tenía con quien dejarlos, mientras hacía el examen. Vivo en una finca que cuando la compramos no tenía ni agua, ni luz, muchos exámenes los estudié con velas. Tuve que vivir situaciones matrimoniales intensas por estudiar, hasta el punto que un día le dije a mi marido: “Mira, si vuelves a decirme que estudiar son fantasías, te denuncio por violencia de género, no puedes impedirme que estudie, máxime cuando yo me consigo mi dinero para pagar las matrículas y los libros”.

Ahora, con mis hijos mayores, mi marido comprendió mi inquietud por estudiar, y tengo la UNED a un botón del ordenador, considero que la UNED y yo vivimos en paralelo según la tecnología y las nuevas visiones de  las universidades (por el Plan Bolonia) nos están proporcionando. Hasta aquí la parte sentimental de mi relación con la UNED.

Llegados a este punto, tengo que indicar algo. Cuando empecé a estudiar, las personas que estudiaban conmigo eran mayores que yo, en el aula de los exámenes  de todos los que se presentaban, yo era la más pequeña de edad. Poco a poco personas con una carrera realizada, hacían la segunda carrera por la UNED. Con el tiempo he visto a compañeros de bachillerato de mis hijos, haciendo los exámenes. En fin que a  la UNED se le unieron estudiantes jóvenes que por circunstancias familiares o por lo que fuera, elegían la UNED para la continuidad de sus estudios.

Ahora mi parte evaluadora de la didáctica y recursos de la UNED. Pues que sí, que se podrían agilizar muchas cositas, si, que se podrían incluir más streaming  e interacción entre los diversos recursos tecnológicos y los alumnos, si. Que los exámenes son enrevesados como ellos solos, si. Por eso no coincido con mi compañero sobre la memorización. En una pregunta de examen ya la tienen estudiada para que se conecten dos o tres o más conceptos de ahí que sea vital la comprensión de las definiciones, los procesos subyacentes, y las consecuencias para tener seguridad a la hora de responder a las preguntas.

Mi relación con la administración de la UNED  siempre ha sido cordial, cuando he necesitado algún documento, previo pago de la tasa correspondiente, me lo han aportado. Cuando he tenido algún problema he llamado a los teléfonos correspondientes y se han ido solucionando.

Cuando no había internet y llamaba en las horas concertadas para hablar con los maestros, siempre tuve contestación, no siempre consuelo porque su frase favorita era: “Está usted confundiendo conceptos”. Así que allí iba yo, con la moral y la autoestima en el abismo oceánico majorero, caminando hacia mi casa desde la cabina del pueblo porque no tenía ni móvil, ni coche.

Con la internet, cuando he tenido necesidad de consultar, siempre me han respondido, algunos maestros con prontitud, algunos un poco más tarde, algunos me han dicho eso de: “Está usted confundiendo conceptos”. Ahora con la diferencia que es desde el ordenador de mi casa, muy cómoda yo.

Sólo conozco el centro asociado de Fuerteventura, siempre me han dado todas las facilidades para la resolución de problemas. Quizá porque con el tiempo nos conocemos todos.

Si que he visto a personas que vienen como tribunal, que algunos pues no sé, un ejemplo, en un examen alguien preguntó por la hora y cuánto quedaba, la del tribunal, dijo tan tranquila: “Ya pueden darse prisa que ustedes tienen una hora menos para la entrega del examen”. Las veinte personas que estábamos haciendo el examen levantamos la cabeza y pensamos lo mismo: “A ver quién le explica a ésta que en Canarias el día dura 24 horas igual que en la península”.

Así que viendo el progreso con los años, comprendo a los jóvenes cuando se quejan de la “lenta” didáctica de la UNED, de la soledad de los apuntes, echar de menos comentar las asignaturas con otras personas.

Fui administradora de un foro de facebook de una asignatura, muchos aprobaron y yo continuaba suspendiendo (en este punto es un trabe personal que tengo con Piaget, no puedo con él, pero ese es mi problema). Y dejé el Facebook porque se convirtió en un corral de cotilleos e insinuaciones, velados comentarios respecto a los profesores y, bueno cositas que a mi no me gustan y prefiero pasar desapercibida.

Adjunto la imagen de una captura de pantalla de la matriculación de una asignatura en el curso 2013-2014 que por cierto yo suspendí y ahora en este curso actual he aprobado.

Estadística de la UN

https://serviweb.uned.es/evacal/matricasigs.aspx

4890 alumnos sólo de esta asignatura, chos, si ponemos el resto de asignaturas de Psicología, si ponemos el resto de carreras, pues la cosa sube considerablemente. Con los considerables puntos de vista de cada uno de los alumnos, objetivos, subjetivos y oníricos, si oníricos, en enero estuve soñando con la t de Student muchos días.

Y sí, hay muchas cosas mejorables, mucho, pero he vivido la evolución. Y comprendo a las personas que vienen muy fuertes cognitivamente, y son capaces de desarrollar muchas cosas a la vez, pues como que se les queda corto, pequeño, ya han vivido la era digital plenamente, aprendiendo de forma natural las nuevas tecnología, y claro pues como mis hijos, ven cosas que otros no ven.

Pero de ahí a denostar la UNED, bueno como que me duele un poquito.

Así que espero y deseo que este post les guste al Señor Cervero y al Señor Juanjo vean correcta esta exposición, opinión.

Desde Fuerteventura, con una maleza que quitar de mi jardín, que lo voy haciendo a cachos. Y, Señor Cervero que mira la fecha que estamos y ahora es cuando he podido comprar los libros de neurología del desarrollo y los de psicología de la educación, así que ya tengo claro que si quiero hacer algo será en septiembre.

Preparando el verano 2015

Preparando el verano 2015

Anuncios

Un pensamiento en “Mis Cognitivos (o en inglés, my self)

  1. Al señor Cervero (cómo tú dices), puedes tutearme que si no me siento muy viejo, le gusta la entrada ; ) Entiendo tu simpatía por la UNED, la adaptación a tus necesidades concretas y el esfuerzo que realizas y ves recompensado. Pero también pienso en las decenas de compañeros que dejaron de estudiar por los múltiples aspectos que comento en las entradas de mi blog, y eso no me lo lleva el cuerpo. Por eso, lo que yo he intentado es explicar mi punto de vista argumentándolo desde una perspectiva no solo personal sino educativa, poniendo ejemplos reales y añadiendo comentarios de otros compañeros en los foros y demás.

    Pero en todo caso, como comentábamos en twitter, cada uno ve la fiesta como le va en ella. Me alegro de que te esté siendo útil y te animo a que continúes deseándote los mejores resultados. Yo desde luego es una Universidad que no recomendaría, pero entiendo que otros, como parece tu caso, puedan tener una experiencia diferente.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s