PALABRA DE MADRE. 1º El Origen

Lo que nos revela el espectro electromagnético

Lo que nos revela el espectro electromagnético

La vida nos siembra trocitos de universo. Mitologías ancestrales nos envuelven con un nominativo sujeto, un acusativo complemento directo, con un genitivo complemento nombre, con un dativo complemento indirecto y con un ablativo complemento circunstancial. Sus desinencias, agrupadas en casos identificados con una función reúnen declinaciones. Funciones sintácticas determinadas a través de los casos, derivadas en un apoyo preposicional acompañan el ciclo vital.

Con un lenguaje arcano de miradas,  gestos y sonidos, nuestros trocitos de universo peregrinan a inciertos oráculos deseosos de conocer el futuro. Las veleidades de loas voluntades divinas manifestadas a su alrededor según sus estados anímicos, proporcionan a la por consuelo y desazón. Rasgos latentes idénticos repartidos por la faz de un planeta acuoso  con rememoraciones continuas de un culto alumbrado al fuego del hogar, en los que los rituales canalizan una sucesión de verbos en espiral sin principio ni fin.

Preciadas invocaciones divinas no oídas claman por doquier sacrificios ante falaces altares que el ius fetiale no puede frenar.

Cavernosos chamanes lupercos mezclaron los rituales, confundieron la defensa de la despensa con la fecundidad. Cuando Dea Dia vino a tomar consciencia, la alquimia inundaba los rincones más soleados. Cambió el conocer por las blasfémicas artes adivinatorias.

Confundiendo bibliomancia con sabiduría, promocionando la piromancia, insultando la fisiología con la quiromancia, embelesando con la oniromancia, asustados por la nigromancia, jugando sin reglas con la cartomancia, cegándose con la ornitomancia y ahogándose con la hidromancia, los trocitos de universo absorben augurios de profetas sin profecía con un cronómetro pediátrico que no mide, que no guarda.

Confundieron la defensa de la despensa con la fecundidad, llevando a los trocitos de universo por caminos inmersos en las profundidades oscuras del desdén salpicado de la luz de la alegría.

Confundieron la defensa de la despensa con la fecundidad llevando a los trocitos de universo por caminos inmersos en las profundidades oscuras del desdén salpicado de la luz de la alegría.

Confundieron la defensa de la despensa con la fecundidad llevando a los trocitos de universo por caminos inmersos en las profundidades oscuras del desdén salpicado de la luz de la alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s